• Actualizado el 25/02/2017 • Compartir:

Fotografía

Vista superior de los vehículos del Funicular del Tibidabo. Rafel Argemí i Baldich

Reseña

El funicular del Tibidabo tiene su origen en los desarrollos urbanísticos promovidos por el farmacéutico barcelonés Salvador Andreu, quien fundó en 1901 la S.A. El Tibidabo. Esta Sociedad adquirió terrenos en la montaña que permitieron la construcción de un parque natural, al que se le unieron con los años instalaciones religiosas, científicas y recreativas, junto a la franja para el funicular y terrenos residenciales. El funicular está complementado con el Tranvía azul, que se introduce más hacia Barcelona. Entre las modificaciones que ha sufrido el funicular a lo largo de su historia están la duplicación de su velocidad y el aumento de un coche a cada composición, resultando 4 coches en la actualidad.

Datos técnicos

 Funicular
 Fecha de inauguración  25 de octubre de 1901  Velocidad de servicio  4,1 m/s
 Ingeniero  Mariano Rubió Bellver  Accionamiento  Von Roll de tres reducciones
 Constructor  Von Roll  Motor  Siemens 330 CV a 440 V c.a.
 Propietario  S.A. El Tibidabo  Cable  38 mm de diámetro, composición 6 + 1, 103 t. de carga de rotura.
 Recorrido real  1.152,5 metros  Vehículos
 Desnivel  275,4 metros  Longitud de coches  10,456 metros
 Ancho de vía  1 metros  Capacidad  227 pasajeros
 Montaje  Traviesas metálicas sobre balasto retenido por muretes.  Freno  Dos, automáticos Ruprech
 Cruce  -  Peso Vacío / Servicio  9.100 Kg
 Alineación  Totalmente recto.  Iluminación  Pantógrafo

Mapa