Automotor 431-501

Foro sobre locomotoras y unidades de tren de las distintas compañías

Moderadores: Administradores, Administradores

Responder

¿Qué hacemos?

Recaudar fondos y reponerle la carrocería de madera
0
No hay votos
Dejarlo como está.
1
33%
Recarrozarlo y ponerlo en marcha.
2
67%
 
Votos totales: 3
JL440
Mensajes: 145
Registrado: Mar Dic 30, 2003 10:52 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Automotor 431-501

Mensaje por JL440 » Vie Ene 09, 2004 1:16 pm

En el año 1973, coincidiendo con la renovación de la vía en la única línea de vía métrica de RENFE, el famoso fc. Cercedilla - Los Cotos, se enviaron a los talleres de Sunsundegui las tres UT de la serie 431 (ex- WM. 100) en composición Mc+R para serles efectuada una gran reforma. Ésta consistió básicamente en destruir las preciosas carrocerías de madera de marcado estilo suizo de los años 20, y ponerles otras de acero, similares a los de los automotores NAVAL, entonces ya retirados de la línea. Así, de esta guisa estuvieron prestando servicio desde septiembre de 1974 hasta el 20 de febrero de 1982, en que, con la llegada del segundo lote de unidades 442, se tramitó su baja comercial en el parque de RENFE. El 431-501 (sólo el coche motor) se convirtió en material de vía y obras de la línea, empleándose como vehículo de apoyo en caso de alguna incidencia, de forma que lo obreros serían transportados en él y se empleó también para remolcar las dos vagonetas cedidas por FEVE para reposición de balasto; causó baja definitiva en 1989. La UT 9-431-502+WR. 102 fue preservada por el MNF como vehículo histórico, y la destinó a su sede de Madrid. Años después, tras resultar completamente vandalizada en el exterior del Museo, fue conducida a Santa Catalina, donde fue desguazada. La 431-503 se cedió al Ayuntamiento de Cercedilla y, a falta de confirmación oficial, fue desguazda. El coche motor 431-501 quedó apartado al fondo de la antigua vía 03 de la estación de Cercedilla, y en 1991 fue acondicionado para uso didáctico, con instalación de una pantalla, proyectores y altavoces, como parte de la actividad "El Tren de la Naturaleza", fomentada por RENFE y la Comunidad de Madrid, tarea que continua desempeñando. Ahora se nos plantea la oportunidad de devolverle a su estado original. En 1999, dentro de las actividades de recuperaciónde la línea Mataró - Argentona se decidió reconstruir completamente la carrocería del tranvía nº 4. La carrocería estaba completamente destrozada, de forma que se decidió construirle una nueva: empleando los aparatos de control originales, los asientos, el "truck" y el trole, a finales de 1999 el tranvía nº 4 había resucitado. Con el 431-501 del Cercedilla - Los Cotos podemos hacer algo parecido: recaudar fondos de entidades públicas y privadas para construirle una carrocería de madera idéntica a la original. Además, podríamos ponerlo en marcha y organizar viajes especiales por la línea, famosa en el mundo entero por ser la única en la que los trenes superan rampas del 7% por simple adherencia. Con ilusión y esfuerzo todo se consigue.
Avatar de Usuario
Josua
Administrador
Mensajes: 94
Registrado: Sab Dic 27, 2003 2:13 am
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Restauraciones que dilema

Mensaje por Josua » Vie Ene 09, 2004 5:39 pm

Hola José:

La UT 9-431-502+WR. 102, efectivamente, fue preservada por el MNF, tuvo la mala fortuna de cuando fue trasladada al museo tras su reparación general, sufrir un percance al ser descargada por las grúas. Este percance sufrido doblo el bastidor dejando la unidad bastante perjudicada. Además como bien dices, fue reiteradamente vandalizada y finalmente desguazada.

Como también comentas el tranví­a 4 de la red de Mataró Argentona se intentó restaurar por la Asociación de Amigos del Tranví­a. Lo que es totalmente erróneo es que lo consiguieran. Se podrí­a decir que lo poco que quedaba del tranví­a lo destrozaron al intentar restaurarlo y actualmente se ha perdido completamente la carrocerí­a original de madera, los asientos, las controlas y el trole. Solo queda intacto el truck con sus motores y un engendro de caja de hierro que pretende imitar la original de madera, que por su elevado peso y por el tipo de materiales empleados solo sirve para ponerla de quiosco de helados en la playa.

Para colmo de males la Asociación que comenzó la restauración, terminó discutiendo con la empresa que hací­a la caja de hierro y no pagando sus servicios. Como el tranví­a era de propiedad municipal, fue el ayuntamiento el que tuvo que hacerse cargo de los restos del mismo y ahora los guarda en un almacén municipal.

El ayuntamiento encargo hace dos años la redacción de un proyecto serio de restauración a una empresa especializada en el tema (la misma que ha restaurado los tranví­as de Coruña, el de Madrid, el de Sevilla o los de Soller).

Actualmente el tema esta latente a la espera de la consignación de fondos en el presupuesto municipal o de llegar a algún acuerdo con patrocinadores, para que se reúnan los fondos para su restauración funcional.

La reconstrucción del tranví­a se podrá realizar gracias al completo levantamiento de planos que se hizo hace muchos años por un instituto de Mataró, cuando el tranví­a se encontraba arrumbado en las cocheras. Por supuesto de la caja de hierro que se construyo por orden de los Amigos del tranví­a no se podrá aprovechar nada en absoluto. Si la caja de madera hubiera caí­do en buenas manos ahora se hubiera reconstruido y no se tendrí­a que hacer nueva completamente. El resto de piezas mecánicas que le faltan se podrí­an reponer gracias a los repuestos que la empresa citada anteriormente dispone de otros tranví­as.

Volviendo al tema del que tratas...... yo si solo queda esa unidad la dejarí­a como esta, con su caja de hierro, mas que nada porque recuperar la original requiere un esfuerzo económico y de documentación que no compensa, siendo históricamente igual de "original" por la cantidad de años que circuló con esa reforma.

En el caso de existir dos unidades te dirí­a sin duda que, si se tiene la documentación necesaria y se contrata con la empresa adecuada, se recuperase una con la caja original y otra con la remodelada.

Todo este ladrillo sirva de ejemplo para que tengamos mucho cuidado al hablar de la restauración de material, porque no todo es tan sencillo. Por desgracia antes de acometer un proyecto de restauración hay que documentarse muy bien y sobre todo, no tomar ninguna decisión ni estética ni técnica que este fuera del más estricto rigor histórico, solo haciéndose concesiones a la seguridad, cuando se vehí­culo se la piense dar uso publico regular.

Un saludo,

Carlos Abadias
Responder